RSS

Me cago en los que se cagan

27 Abr

Una sociedad más o menos decente es aquella en la que uno puede desarrollarse como individuo y este desarrollo repercute en un beneficio para todo el grupo. Por ejemplo: en una sociedad decente uno puede hacer la escuela primaria, la secundaria, entrar a estudiar medicina y después laburar curando a los enfermos (y más decente es cuando esto lo puede hacer el hijo del presidente y también el del profesor de Filosofía).
En una sociedad más o menos decente vos recibís mucho y das algo: das lo que aprendiste, das tu tiempo, tu esfuerzo, tu lucha.
Así es como todos podemos estar mejor.
En una sociedad más o menos decente la gente no se jode entre sí, porque entienden que si jodés a alguien de alguna manera te estás jodiendo vos, porque en esta sociedad que planteo la gente es buena.
Pero nuestra sociedad no es decente: muchos, muchísimos se cagan en los demás simplemente porque respetarlos implica hacer un esfuerzo: ponerle freno y rebenque a nuestra propia voluntad no siempre es fácil, pero algunos entendemos que es necesario.

“Está muy mal escupir en la calle y escuchar cumbia en el colectivo sin poner los auriculares”, les dije a unos alumnos.
“Si le molesta la música bájese del colectivo y tómese otro”, me contestaron.
Claro, yo que estoy yendo a laburar me tengo que bajar del colectivo porque me revienta la cabeza que el pibe del al lado ponga música en su celular o en un parlante portátil (de esos que le ponés una tarjeta SD y podés dar música a toda una cuadra, invento del mandinga para joder a la gente) y aclaro que me da exactamente igual que sea la cumbia del tecladito “pi-pi-pi-piiii” o “Rezo por vos” del inmortal Flaco, cuando ya venís cansado de laburar y estás viajando para seguir laburando te rompe por igual. Aunque no importa si se trata de trabajar, se trata de que molesta al que viene de jugar en la plaza, del que viene de visitar a su amante o a quien fuera.

Entonces, según la lógica de mi alumno: si no te gusta, es tu culpa.
Si no te gusta lo que hago, es tu problema. Yo lo voy a seguir haciendo porque quiero y puedo y vos te la tenés que bancar porque el colectivo es de todos y ahora lo estoy usando yo y yo hago lo que quiero aunque a los demás les moleste.

¿Saben qué creo que es lo peor? Que esta gente jamás se puso a pensar si lo que hacen les rompe las pelotas a los demás, simplemente lo hacen como autómatas de la diversión: les divierte, lo hacen.
Lo que es peor es que, temo, la primera vez que lo pensaron fue cuando se lo planteé y siquiera se tomaron cinco minutos para pensar su actitud: la culpa era mía por no bajarme del colectivo.

Una sociedad más o menos decente es aquella en la que todos hacemos algo por todos para que todos la pasemos lo mejor posible y reflexionemos qué es lo mejor posible.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 27 de abril de 2012 en Sociedad

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: