RSS

Archivo de la categoría: Dignidad

Día del trabajador

A todos mis compañeros docentes les deseo un buen día del trabajador y celebro la lucha, el esfuerzo, el pensamiento, la reflexión.

En El levantamiento, una mujer con su bebé cargado a la cadera y un trabajador se defienden del ataque de un soldado uniformado. Atrás, una multitud amotinada choca contra otros soldados que doblegan a los manifestantes. El lugar es incierto aunque el tono de la piel de los personajes implica que la escena se desarrolla en México o en otro país de Latinoamérica. A principios de los años treinta, una era en que prevaleció el descontento laboral, las imágenes de la represión violenta de huelguistas tenían resonancia tanto entre el público estadounidense como latinoamericano. El enfrentamiento aquí representado es un poderoso símbolo universal de la lucha de clases.

 Mucho se ha dicho sobre el trabajo, sobre los motivos de este día y los reclamos justos de los trabajadores, no creo poder agregar mucho más a las reflexiones dadas, pero no quería dejar pasar esta fecha sin recordarla a mi manera.
Solamente quiero opinar que un salario acorde a la canasta básica es pedir que nos den solamente lo justo y necesario para vivir. Pidamos mucho más que eso, pidamos un salario que nos permita disfrutar de nuestras vidas.
Por último, comparto una entrevista realizada a Alejandro Dolina en torno al tema del trabajo (es una pena que el audio sea tan malo)




 
Deja un comentario

Publicado por en 1 de mayo de 2012 en Dignidad, Trabajo

 

Carta de Dimitris Christoulas y el valor de la vida

En estos días donde la vida se defiende como un valor per se (no es el sentido de este post el discutir si lo es o no) nos topamos con la noticia de que un jubilado griego se hab

ía suicidado como un acto de protesta contra las políticas aplicadas por el gobierno griego.
Considero que este hecho, lejos de ser aberrante, es un signo de que la vida indigna no merece ser vivida.

La vida que no se puede sustentar, no sólo económicamente, dignamente no es vida, es simple y llanamente durar.
Trascribo la carta que Christoulas escribió explicando el por qué de su desición.

“El Gobierno de Tsolakoglou ha aniquilado toda posibilidad de supervivencia para mí, que se basaba en una pensión muy digna que yo había pagado por mi cuenta sin ninguna ayuda del Estado durante 35 años. Y dado que mi avanzada edad no me permite reaccionar de otra forma (aunque si un compatriota griego cogiera un kalashnikov, yo le apoyaría) no veo otra solución que poner fin a mi vida de esta forma digna para no tener que terminar hurgando en los contenedores de basura para poder subsistir. Creo que los jóvenes sin futuro cogerán algún día las armas y colgarán boca abajo a los traidores de este país en la plaza Syntagma, como los italianos hicieron con Mussollini en 1945″.



 
Deja un comentario

Publicado por en 27 de abril de 2012 en Dignidad