RSS

Archivo de la categoría: Opinión

¿Me ayudás con una encuesta? (sólo si vas a la #secundaria)

Hola, podrías regalarme 5 minutos contestando esta encuesta.

Desde ya, te agradezco muchísimo tu ayuda.

EN NOMBRE DEL ENCUESTADOR TIENE QUE IR: FLORENCIA BECERRA

 
1 comentario

Publicado por en 19 de noviembre de 2012 en Escuela, Opinión

 

Nativos digitales y docencia (brevísima reflexión, más bien un cable a tierra)

La frase: “Los alumnos son nativos digitales mientras los docentes no” entraña la idea de que el docente es viejo por definición. Yo soy docente.

Cuando nací, en casa había una Atari y, casi podría apostarlo, una Comodore 64. A los 4 ó 5 años (tal vez a los 3) ya sabía que poniendo “cd juegos” entraba a la raíz de juegos y que poniendo “cd…” iba saliendo de las diferentes “carpetas”.

A los 15 años tuve internet, conexión dial up (esa del tuuuniiiiing tuuningg briiiiiiiiippp biyú biyú…), usaba el IRC o el ICQ (gloria eterna al Ai sic iu). Cuando hoy veo la invasión de “memes” u otros chistes gráficos lamento que ya no exista “Planeta Yerba” o “Mundo Yerba”.

Jamás tuve mail en Yahoo.

A partir del año 2004 me propuse aprender algunos rudimentos del Photoshop, de la edición de videos y la edición de páginas webs (arranqué con Dreamweaver pero me costó mucho y lo abandoné), hasta que encontré Blogger y arranqué con un blog. Para editar el html busqué tutoriales y aprendí algunas cositas.

Me costó mucho, me pasé horas y más horas leyendo páginas y viendo videos en Youtube hasta que aprendí… cosas muy básicas, pero que hoy me son útiles.

Soy docente y me molesta muchísimo la idea de que “Todos los docentes, por definición, no saben usar una computadora”, “Ser docente no es otra cosa que no saber nada de tecnología”… Obvio que hay un montón de cosas que no sé, que me faltan por aprender y por eso sigo en la búsqueda, sigo en el camino (actualmente estoy haciendo dos capacitaciones sobre Educación y TIC´s).

Soy un nativo digital que trabaja en la docencia. Y me está cansando un poco la idea de que los docentes estamos alejados de la tecnología porque eso es pensar en docentes que nacieron hace 40 ó 50 años -donde tener una computadora en casa era imposible-. Espero el momento en que muchos se den cuenta que muchísimos docentes nacimos en la era digital.

 
Deja un comentario

Publicado por en 31 de octubre de 2012 en Escuela, Opinión, Sociedad, Trabajo

 

Una verdad…

Una verdad teórica me está invadiendo el corazón:

“El universo no tienen sentido”.

 
Deja un comentario

Publicado por en 2 de septiembre de 2012 en Opinión

 

Votar a los 16 y de lo que no se habla.

Estos días se habla mucho en los medios acerca de un proyecto de reforma del código electoral impulsada por el FpV por el cual, de promulgarse, los adolescentes de 16 años, que lo deseen, podrían votar.

Ser docente me permite ver de cerca la realidad de los adolescentes que, salvo esperanzadores casos, en general no están muy interesados por la cosa pública, sino más bien en los beneficios personales que tal o cual partido le reporta (“Yo no la votaría, si en esta escuela no nos dieron las netbooks”, me dijo un chico esgrimiendo cuál sería su criterio electoral).

Pero no, no quiero hablar de las destrezas cívicas de los adolescentes -porque no va a faltar aquél que, con muchísima razón, diga: “Pero no son todos -yo creo que son la mayoría-, hay muchos pibes que están comprometidos y preocupados y se merecen participar en política”. Por eso, no quiero hablar de los adolescentes, quiero hablar de los mayores.

Este gobierno, tras mucha lucha contra los monopolios informativos, logró sancionar la Ley 26.522 de Servicios de Comunicación Audiovisual que  establece las pautas que rigen el funcionamiento de los medios radiales y televisivos en la República Argentina.

Dicha Ley exige a los medios que, al comenzar un noticiero, expongan la siguiente placa:

“Atención: Contenido no apto para niños, niñas o adolescentes”.

La Organización Mundial de la Salud, define adolescencia como el período de la
vida en el cual el individuo adquiere madurez reproductiva, transita los patrones
psicológicos de la niñez a la adultez y establece su independencia
socioeconómica. En una declaración conjunta, realizada en 1998 por la OMS, el
Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia [UNICEF] y el Fondo de las
Naciones Unidas para Actividades en Materia de Población [FNUAP], se declaró
que el término “adolescencia” se refiere a personas que tienen entre 10 y 19 años.

LA ADOLESCENCIA EXISTE O EXISTEN ADOLESCENTES
LA ADOLESCENCIA COMO CONSTRUCTO

Es decir, un adolescente de 16 años no es apto para ver noticieros, que es una de las formas de tomar conocimiento de la realidad política, económica y social; pero sí lo sería para votar -pero sin enterarse mucho de “lo que pasa”-.

No estoy en contra del proyecto por el cual los adolescentes de 16 años podrían votar, estoy en contra de la incoherencia que plantea una norma respecto de la otra. Más aún cuando ambas reformas fueron impulsadas por el mismo gobierno, por las mismas personas, por el mismo “proyecto”.

El Noticiero de la Tv Pública se aceró al Colegio Nacional de Buenos Aires a hacer una nota a los alumnos que, salvo que sus padres no respeten el llamado de atención de la Ley de Medios, no van a ver. Pero se puede apreciar que los alumnos no tienen idea de lo que se les está preguntando… porque no ven las noticias.

 
4 comentarios

Publicado por en 31 de agosto de 2012 en Opinión

 

Tipos de amigos

Hoy es el día del amigo y mucha gente me saludó y yo contesté el saludo de muchos. No soy de festejar este tipo de fechas, pero para no quedar fuera de la onda publiqué en el Facebook el libro de la Ética Nicomaquea dedicado a la amistad.

Pero escribo acá para reflexionar sobre tres tipos de amigos:

a) Los amigos por hábito. Son aquellos amigos de la infancia, los que se convirtieron en amigos porque tus viejos y los suyos eran amigos y de tanto ir a cenas aburridas terminaste siendo amigo. Los amigos por hábito suelen ser los primeros amigos y, por lo general, no se mantienen en el tiempo. En cuanto podemos elegir, los cambiamos por otros.

Mi amigo más antiguo comenzó siendo un amigo por hábito que pasó a ser un amigo del segundo tipo. Cabe destacar que cuando esto sucede el amor se convierte en incondicional, en para toda la vida.

b) Amigos antiguos por opción. Son los verdaderos amigos, aquellos a los que nos une sentimientos de amor y generosidad verdaderos. Son los amigos que comenzás a formar en la secundaria-facultad-trabajo y que se caracterizan por compartir intereses y valores bien definidos. ¿Por qué? Porque a medida que vamos creciendo entendemos que en el mundo hay gente muy mierda, gente mierda, mierda, gente, gente buena, gente admirable. Y, en el mejor de los casos, vamos eligiendo entre los buenos las relaciones que queremos establecer.

De estos amigos por opción tengo dos: un compañero de la secundaria y un chico que conocí casualmente pero con quien forjé -y sigo forjando- muchos de mis puntos de vista actuales.

c) Amigos nuevos. Son los amigos que pasaron la pre-selección del tipo b) y que ingresaron a nuestra vida recientemente, a quienes conocemos un poco y -por lo que conocemos- deseamos profundizar el conocimiento que tenemos de ellos.

De estos amigos tengo dos que conocí desde que llegué a Mendoza.

 
Deja un comentario

Publicado por en 20 de julio de 2012 en Opinión

 

El debate entre creyentes y no creyentes

En una sociedad democrática la voz de la iglesia vale tanto como la voz de la ciencia o la filosofía: vale como una opinión (aunque cabe la diferencia en que unos pueden comprobar racionalmente sus postulados y otras no, pero no es el tema en cuestión).
Creo que es un error muy común del creyente (que está encantado en vivir como vive) el pretender que todos vivan como él vive (cosa que no suele ocurrir con el no creyente).
Imagínense lo que sería si todos tuviésemos que vivir como Platónicos o como Darwinianos (nos guste o no nos guste esa postura)? Creo que sería terrible.
El problema es que cuando se piensa que uno debe defender las causas de la humanidad (y que su defensa es la única buena y justa) se cae en el problema de que uno deja de vivir en democracia. 
Cuando decimos que la democracia es mucho más que votar cada 4 años a qué nos referimos? También forma parte de la democracia el aceptar otras formas de vida y de pensamiento (siempre que éstas sean tolerables. No se puede aceptar como válida la postura de un facista, por ejemplo, por las razones que todos sabemos).
No me refiero puntualmente al tema del aborto, sino a la actitud general. Por ejemplo, cuando fue el debate por la ley de matrimonio igualitario algunos sectores religiosos salieron a decir que defendían a la familia (y dieron a entender que su modelo de familia es el único modelo bueno, justo y aceptable) y que aceptar el matrimonio entre personas del mismo sexo iba a ser la debacle de la institución familiar, que los chicos iban a crecer viendo eso como normal, etc. etc. etc. Puras falacias: en otras culturas llaman familia a la unión de un hombre con tantas mujeres como puedan mantener… y casi la totalidad de los homosexuales tienen padres heterosexuales.
 A mi me parece que la mejor forma de discutir sobre el tema aborto (y muchos otros temas más) es poniendo un piso de debate común y a partir de ahí discutir, sino nunca se va a llegar a un entendimiento entre las distintas instituciones y sus miembros.
Por último, creo que lo mejor es no ver al que opina diferente ni como pecador ni como un ignorante, ni verlo como un creyente de fábulas ni como un oscurantista, sino como alguien que tiene una postura y que hay que ponerla a prueba. 
 
1 comentario

Publicado por en 27 de abril de 2012 en Opinión